Las Ocho Reglas de Liderazgo de Jack Welch

Jack Welch, cntró a trabajar en la General Electric Company en 1960 y en 1981 pasó a ser el octavo director general de la empresa. Durante su mandato, los beneficios de la compañía ascendieron a 400.000 millones de dólares, con lo que ésta se convirtió en una de las empresas más grandes del mundo. Fue elegido el mejor gerente de todos los tiempos por la prestigiosa revista Fortune.

Es autor del libro Winning – Triunfar, publicado en el 2005 en colaboración con Suzy Welch.  En el libro encontrarán un resumen de consejos que lo han ayudado a hacer crecer su empresa hasta convertirla en la número uno del mundo. Y, que nos ayudarán a mejorar en nuestra labor profesional.

Uno de los temas que él menciona y que más nos sirven en nuestro trabajo y en general en nuestra vida es el del liderazgo.  Una habilidad que se exige en el mundo laboral, pero que lamentablemente muy pocos tienen o no saben utilizar apropiadamente.   Podemos mencionar a personas como: Herb Kelleher que dirigió Southwest Airlines por 30 años, y al innovador de Microsoft, Bill Gates, para saber que hay tipos muy diversos de líderes. A continuación he copiado del libro un resumen de las ocho reglas de liderazgo que expone:

1. Los líderes renuevan constantemente su equipo, procurando que los cargos estén ocupados por las personas correctas, los capacitan para que hagan correctamente su función y los motivan y reconocen para así no solamente motivar a ellos sino a los demás miembros del equipo.  Un líder utiliza cada encuentro como una oportunidad para evaluar, asesorar y crear autoconfianza. Evaluar: se trata de asegurarse de que la gente adecuada está en el puesto correcto; apoyar y hacer avanzar a los que están, y desplazar a los que no lo están.  En asesorar me refiero a guiar, criticar y ayudar a la gente a mejorar su desempeño en todas las formas.  Y, crear autoconfianza es darle a la gente aliento, cuidado y reconocimiento. La autoconfianza da energía, y les dará el valor de ampliarse, correr riesgos y lograr más de lo que hubieran soñado.

2. Los líderes no sólo deben asegurarse de que los empleados vean la misión, sino de que la vivan.  Su visión debe ser tan vívida para su equipo o compañía que si despertara a uno de sus empleados a media noche y le preguntara “¿Adónde vamos?”, él contestaría en un estupor soñoliento: “Vamos a seguir mejorando nuestro servicio a los contratistas individuales y a expander agresivamente nuestro mercadoal contactar a los mayoristas pequeños”.  Tiene que hablar acerca de su visión constantemente, con absolutamente todos, para asegurarse de que se filtre hasta la gente en las posiciones de la línea del frente.

3. Los líderes son encantadores, generan mucha empatía, se ponen en el lugar del resto para saber como piensa y que le deben decir, utilizan bastante su inteligencia emocional. Los líderes rezuman energía positiva y optimismo. El humor del líder es, por así decirlo, contagioso. Su tarea como líder es mostrar una actitud llena de energía positiva para superar el reto que su equipo enfrenta. También significa que usted salga de su oficina y hable con los miembros de su equipo; que le importe lo que están haciendo y cómo les va, al ascender juntos por la cuesta.

4. Los líderes crean confianza con su sinceridad, transparencia y méritos: sea honesto con todo el mundo en la compañía. La sencillez y humildad es muy importante. No permita que su cargo, sea cual fuere, se le suba a la cabeza. Su gente debe saber siempre cuál es su posición respecto de su desempeño, y deben saber cómo le está yendo al negocio. Incluso cuando las noticias no sean buenas, como despidos inminentes, debe combatir el impulso de suavizar o disminuir mensajes duros, o pagará con la confianza y energía de su equipo. Los líderes también establecen confianza al dar crédito a quien lo merece. En tiempos malos, los líderes asumen responsabilidad por lo que ha ido mal. En tiempos buenos, distribuyen generosamente los elogios.

5. Los líderes tienen el coraje de tomar decisiones impopulares y basadas en la intuición.  El líder no existe para hacer que todo el mundo sea feliz, sino para liderar. Muchas veces lo correcto, lo ético, no es lo que a todos gusta, sin embargo, tienen la fortaleza necesaria para defender sus principios.   Obviamente, las órdenes difíciles generan quejas y resistencia. Su trabajo es escuchar y explicarse claramente, pero seguir adelante. No vacile ni postergue. No es un líder para ganar un concurso de popularidad, es un líder para dirigir. En ocasiones, tomar una decisión es difícil porque proviene de su instinto y desafía un razonamiento técnico. Usted ha visto algo tantas veces que simplemente sabe qué es lo que está ocurriendo esta vez. Sus hechos pueden estar incompletos o los datos son limitados, pero la situación le parece sumamente familiar. Debe terminar o anular el trato, pese a que enoje a la gente.

6. Los líderes investigan y presionan con una curiosidad que casi es escepticismo, asegurándose de que sus preguntas son contestadas con acción.  Cuando es un contribuyente individual, su tarea es ser un experto. Cuando es un líder, su tarea es tener todas las preguntas. En toda conversación que tenga acerca de una decisión, una propuesta o alguna información de mercado, tiene que preguntar: “¿y si…?” y “¿por qué?”  Recuerde, sólo porque es un líder, decir algo no significa que sucederá. Debe asegurarse de que sus preguntas generan debate y hacen surgir asuntos sobre los que se debe actuar. Los líderes cultivan sus virtudes, en el trabajo hay muchas virtudes que se pueden utilizar: perseverancia, aprovechamiento del tiempo, prudencia, fortaleza para acabar un trabajo bien hecho inclusive cuando uno está ya cansado, optimismo para no desmotivarse fácilmente.

7. Los líderes fomentan el riesgo y el aprendizaje con el ejemplo: si queremos que nuestra gente haga algo nuevo, debemos hacerlo primero nosotros. Si desea que su gente experimente, ponga el ejemplo.    Admita libremente sus errores y hable acerca de lo que ha aprendido de ellos.

8. Los líderes reconocen los logros de su equipo y los celebran en grande.   ¡Qué oportunidad perdida! Celebrar hace que la gente se sienta ganadora y crea un ambiente de reconocimiento y energía positiva. Si usted no reconoce momentos de logros, nadie lo hará.

Una respuesta a Las Ocho Reglas de Liderazgo de Jack Welch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: