Usando Twitter y Facebook para encontrar empleo…

Este es el resumen del artículo “Usando Twitter y Facebook para encontrar empleo” publicado en Junio 8, 2009 en la Revista Time.

Atrás quedó la época en que se mandaba el currículo a sitios web como CareerBuilder, se enviaban e-mails a antiguos colegas y se recorrían los sitios Web de compañías en busca de vacantes. En estos días hay que entrar en los sitios sociales como Facebook y MySpace, mandar actualizaciones instantáneas de búsqueda de empleo vía Twitter, y reunirse con personas que puedan darte una mano a través de redes como LinkedIn y Ryze.

A pesar de la tecnología, lo mejor es tener a alguien en una compañía que mencione tu nombre. Según encuestas, desde 2005 un 27% de las nuevas contrataciones de las empresas viene por referencias. La diferencia ahora es que muchas de ellas empiezan con conexiones en redes online. Hoy la gente gasta más tiempo en los sitios de redes sociales que enviando e-mails personales. La persistencia, el auto anunciarse y la presentación profesional siguen siendo necesarias y las redes sociales por sí solas no van a conseguirle empleo, pero pueden ayudar mucho. Vea como Brian Ward lo logró en 11 días:

– Actúe rápido: Ward quedó desempleado un viernes a las 5 de la tarde; y para las 8 había llamado ya a 4 conocidos que hacían su mismo tipo de trabajo. Contactó a un amigo bien metido en Twitter, que empezó a mandarle información a sus contactos, reenviándosela a él. para el fin de semana puso al día todos sus perfiles online, envió un currículo actualizado a LinkedIn, un sitio de red de profesionales, y envió un mensaje a sus 200 amigos de Facebook, informándoles que buscaba trabajo. Un compañero de la secundaria le contestó en la noche del domingo y al día siguiente tuvo una entrevista telefónica.

– Aproveche su red para seguir optimista: Sus habilidades y lo que necesitaba la compañía no venían bien y eso lo deprimió un poco, pero Twitter le levantó el ánimo, al conectarlo con un montón de personas que buscaban trabajo, convirtiéndose en una gran red de apoyo.

– Vaya más allá de las redes de empleos: Ward empezó a reunirse con varios grupos de LinkedIn, aun cuando no estuvieran relacionados con empleos, como el de los miembros de su fraternidad. Un vicepresidente de Cisco Systems, desde del otro lado del país, prometió que buscaría a su alrededor quien estuviera contratando y un reclutador en Texas, que no contrataba para su área, dijo que pasaría su currículo a los de su firma que se ocupaban de esto.

– Mantenga el contacto con todos sus conocidos: Para 16 empleos llegó a conversar con la persona que contrataba, pero después no sucedió nada. Diariamente envió actualizaciones vía Twitter, Facebook y Gmail para hacerle saber a todos sus amigos y contactos quién le había sido de utilidad.

– Cualquiera pude ser útil: El trabajo le llegó al fin desde una dirección inesperada: una antigua compañera de trabajo a la que no pidió empleo, pues cuando la conoció era muy novata, pero que ahora ya tenía un MBA y había sido promovida dos veces. Ella pasó su currículo, en unos días tuvo una entrevista y al siguiente recibió una oferta.

Conclusión: Siempre se trata de mover conexiones. Lo que ha cambiado es la forma de hacerlo.

Una respuesta a Usando Twitter y Facebook para encontrar empleo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: